¡Demos! ¡Inflaré la moneda! - ¡Bravo!

La inflación es de esas cosas que sabemos en que nos afecta más no como nos afecta ni de donde viene, como se crea y como evitarlo.

La inflación es creada por los gobiernos al imprimir más billetes o darle mayor líquidez al sistema económico nacional. Entiéndase esto como un banco central creando más dinero del que realmente existe - es decir, que tiene en reservas internacionales -, esto - y aquí viene capitán obvio al rescate - hace que el dinero tenga menos valor ante los objetos físicos y por ende amerita un re-ajuste de su valor ante estos objetos, de allí sale la inflación.

¿Sólo eso? ¿Imprimir más billetes?

El imprimir más billetes viene como consecuencia de diversas situaciones. La más común en países populistas como Venezuela es el gasto público. Esto quiere decir que inevitablemente los favores políticos que se apunta el presidente terminan en repuntes de la inflación. Irónicamente, el pueblo se alegra y vitorea estas acciones populistas pues se están favoreciendo cuando los más afectados por la inflación son los que cuentan con pocos ingresos, en Venezuela véase como más de la mitad de la población.

Incoscientemente el demos termina siendo el mayor propulsor de la inflación (más no el creador, el creador inevitablemente será el Estado por medio del banco central) justo como cuando en Inglaterra los obreros cerraban las industrias por los aumentos de sueldos, terminaban creando más inflación y con el mismo sueldo aunque en libras se veía más unidades monetarias.

¿Erramos y aprendemos o erramos y seguimos errando sin aprender? A lo que Simón Díaz respondería Ay, si supieras...

Any comment goes best to my twitter here.