De vuelta a GNOME

La verdad, awesome es muy bonito y ligero, pero no logré configurarlo para trabajar con XineRama, a cada rato cambian el sistema de configuración, tengo que yo mismo hacer los widgets y la mayoría de los botones multimedia del teclado no funcionan como deberían.

También: me cansé. Así que simplemente decidí volver a GNOME, el cuál descubrí actualmente en totalidad está consumiendo tanta memoria como lo hacía awesome.

También les sugiero que visiten FontSquirrel y usen fuentes como Aller para su escritorio, muy ligeras y suaves para la vista.

Any comment goes best to my twitter here.